¡Por fin he terminado mi primer carvado de sello! A continuación os dejo el vídeo del proceso y algunos comentarios sobre los inconvenientes que me he encontrado.

 

TRASFERIR DISEÑO A PLANCHA DE CARVADO

Decidí probar con mi diseño “Veritas filia temporis“, así que lo imprimí en tamaño A4 e intenté trasferirlo a la plancha de goma utilizando papel de calco de tinta negra.

No funcionó bien, así que tuve que repasarlo todo con lápiz de grafito. Aproveché para hacer los trazos más gruesos, para que el carvado fuera más fácil y el sello quedara menos frágil.

 

HERRAMIENTAS PARA CARVADO DE SELLOS

Como era mi primer sello, utilicé unas gubias muy básicas. Casi siempre utilicé una con punta triangular que cortaba bastante bien y otra curva algo más grande para los espacios más grandes.

Para los detalles más delicados y pequeños, preferí confiar en el bisturí. Otro método bastante eficaz es definir primero el corte con bisturí y luego carvar con la gubia.

Carvado de sellos con gubias

 

ESTAMPACIÓN CON SELLO SOBRE PAPEL

Hice varias pruebas, en el vídeo aparecen estas tres:

  1. Pintura acrílica sobre papel satinado. ¡El resultado fue muy malo! La pintura no se adhirió bien, así que probé con otro papel que quizás absorvería mejor la tinta.
  2. Pintura para tejidos sobre papel para dibujo. La prueba no quedó muy bien. Pero teniendo en cuenta que no limpié la pintura de la prueba anterior y que no apliqué suficiente pintura, podría decirse que el problema fue la técnica, pero que el papel sí que resultó ser más adecuado. Pensé que iba a quedar peor.
  3. Pintura textil sobre papel de 80gr. ¡Esto sí que fue un desastre total! Supongo que al utilizar pintura muy espesa, el papel tan fino no es adecuado ya que ¡se quedó pegado al sello! Aunque con otra tinta más líquida sí que podría quedar bien, porque el dibujo en sí quedó más definido que las pruebas anteriores.

Estampación con sello

ESTAMPACIÓN CON SELLO SOBRE CAMISETA

Las pruebas anteriores con pintura textil tenía como objetivo practicar sobre papel antes de estampar sobre tejido. Estampé el sello sobre una camiseta blanca de algodón y el resultado me decepcionó un poco. Entiendo que con un sello no voy a conseguir la definición de una serigrafía, pero me esperaba algo mejor.

Intenté arreglarlo con un pincel, pero está claro que mi técnica con el sello es lamentable…

 

CONCLUSIONES QUE SACO DE ESTA EXPERIENCIA:

  • Hay que practicar primero para saber, sobre todo, cómo trabajar según el soporte donde vayamos a estampar y la pintura que vayamos a utilizar.
  • Con pintura más espesa hay que aplicar más cantidad. Sobre todo si se va a estampar sobre tejido.
  • Hay que tener cuidado de que la pintura no se seque en el sello. La pintura acrílica y la textil hay que trabajarla con rapidez porque son muy espesas.
  • En papel, la pintura debe ser más líquida si queremos un resultado más definido.
  • La estampación sobre papel sí me ha gustado más.

Estampación con sello

La verdad, he echado unas cuantas horas para carvar el sello y los resultados no me han dejado muy satisfecha…
Algún día cuando se me pase el disgusto, intentaré mejorar mi técnica. Y a unas malas, ¡pinto el sello y le pongo un marco! :p

Si te ha gustado este contenido, ¡compártelo! 😉 Share on Facebook
Facebook
5Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
1Share on Google+
Google+
0Share on LinkedIn
Linkedin